Turismo

Camino de Santiago

O Pino es el municipio gallego que más quilómetros posee del Camino Francés, concretamente dieciocho, por el que discurren anualmente miles de peregrinos y peregrinas. La ruta pasa por cinco parroquias del municipio: San Verísimo de Ferreiros, San Miguel de Cerceda, Arca, San Miguel de Pereira y Castrofeito.

Con Arzúa a espaldas del caminante, comienza el recorrido en este ayuntamiento por la parroquia de San Verísimo en Ferreiros. El Camino va jugando con múltiples lugares y estampas únicas en belleza, teñidas de verde en su amplia gama cromática y de tonos tierra. El Camino pasa por los lugares de Calzada, Calle y Boavista.

A medida que se avanza en el Camino, escondidos entre la vegetación, se encuentran detalles que hacen referencia al culto jacobeo. Los míticos montones de piedras, el solitario par de deportivos de bronce que recuerdan la figura de Guillerme Watt, peregrino belga que falleció tan pronto como llegó a Compostela o incluso el paso de otros caminantes con pequeños altares naturales improvisados en cualquier estante natural. Junto a ellos, caprichos de la naturaleza como un árbol situado cerca de una fuente y que presenta huecos iguales en las dos caras.

Desde San Verísimo de Ferreiros, el Camino mantiene un constante zigzag con el actual trazado de la nacional 547. Paso tras paso, el caminante alcanza el núcleo de Salceda, donde de nuevo se suceden panorámicas vegetales conjugadas de forma harmoniosa con las construcciones que se distribuyen en esta zona del ayuntamiento.

Encaminados hacia el Xen, situado a 400 metros de altura, se cruza varias veces la carretera para iniciar un descenso que lleva a la parroquia de San Miguel de Cerceda, y tras un pequeño descanso en una curiosa área a la izquierda con el Camino de Compostela, se llega a O Empalme.

El Camino continúa hasta Santa Irene, donde se sitúa la capilla que lleva el mismo nombre, acompañada de una fuente con aguas supuestamente curativas. Segundo la leyenda, en este lugar fue sacrificada la santa que da nombre al enclave. La ermita es una edificación religiosa sencilla, que atesora en su interior un interesante retablo y varias imágenes, entre otras, la de San Pedro y Santa Irene. Data de la Edad Media y fue realizada gracias a la donación de una pareja de nobles que residían cerca, en la conocida antiguamente como Aldea de Dos Casas, hoy  también uno de los puntos por los que pasa el Camino Francés. En la parte inferior de la capilla está la mencionada fuente, donde antaño existía una hermosa imagen de Santa Irene, que fue robada.

Dejando atrás el templo, cruzando una antigua carretera, se encuentra un impresionante robledal, escenario cada 29 de junio de la multitudinaria romería de San Pedro.

De vuelta al Camino, y también en Santa Irene, al lado de la nacional 547, se encuentra el primero de los albergues de O Pino. Se ubica en el inmueble que en sus tiempos hizo las funciones de casa consistorial. Cuenta muy cerca con una cuidada área de descanso para los peregrinos y peregrinas que se pasean por estas tierras. Continuando la ruta, se pasa por delante de un aserradero y tras continuar por hermosas sendas naturales, se llega a A Rúa, donde se sitúa una histórica fuente. Este núcleo se remonta a la Edad Media y segundo las crónicas, acogió hacer siglos un inmueble que hacía, a veces, de hospital para peregrinos y de rudimentario albergue.

Siguiendo en descenso, se cruza un pequeño riachuelo, y de nuevo se llega a la carretera. Aquí existen dos opciones para el peregrino/a: una, caminar unos metros más arriba por la propia carretera y descansar en el albergue de Arca, o dos, continuar de frente, desde O Burgo, que es en nombre el lugar donde está el caminante, para seguir la ruta. El albergue, inaugurado en el año 1993, tiene capacidad para más de un centenar de personas. Dispone de cocina, salón con chimenea, lavandería, caballerizas y un agradable pórtico con capacidad para más de un centenar de personas.
La Ruta Jacobea desde o Burgo se encuentra delimitada de nuevo por árboles y arbustos. Línea verde para desembocar en el Colegio Público Camino de Santiago y que continúa, pasos después, en otro bosque donde, según la historia, hubo varios castros. Son enclaves que recuerdan en cierta medida a los ya vistos en San Verísimo o en Santa Irene (salvo que en esta ocasión hacia donde vamos es hacia el núcleo conocido como San Antón).En este punto existía, hace siglos, una capilla que fue destruida por un incendio y de la que toma su nombre la aldea, que también pertenece a Arca. Se continúa hasta llegar a San Miguel de Pereira, en Amenal y el recorrido sigue por Cimadevila hasta llegar al aeropuerto de Lavacolla que delimita el final de O Pino y el inicio de tierras compostelanas



MAPA

Ver Camino Francés a Santiago por O Pino en un mapa máis grande

PERFIL

Estás en Turismo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle una mejor experiencia en la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Para ver más información sobre las cookies haz clik aquí.

Aceptas las cookies de nuestra web.

EU Cookie Directive Module Information